La acción de Tutela es un mecanismo judicial a través del cual se busca la protección de los derechos fundamentales de las personas, cuando éstos se ven amenazados o vulnerados por las entidades públicas o por los particulares.
La conciliación es un mecanismo de resolución de conflictos a través del cual, dos o más personas gestionan por sí mismas la solución de sus diferencias, con la ayuda de un tercero neutral y calificado, denominado conciliador. La conciliación es un procedimiento con una serie de etapas, a través de ellas las personas que se encuentran involucradas en un conflicto desistible, transigible o determinado como conciliable por la ley, encuentran la manera de resolverlo a través de un acuerdo satisfactorio para ambas partes.
La Personería tiene la facultad de interponer las acciones de Tutela por delegación que le confiere el Defensor del Pueblo y la Constitución Nacional. Así, el Personero puede interponer las acciones de Tutela en nombre de los ciudadanos que se lo soliciten o de aquellas personas que están privadas de su libertad y sienten que sus derechos fundamentales están siendo violados o vulnerados.
Debe presentarse ante la Secretaría de Unidad y Convivencia Ciudadana adscrita a la Secretaría de Gobierno Municipal para que sea ésta la encargada de dirimir la situación entre vecinos. Esta Secretaría vigilará las entidades que sean necesarias y que tengan que ver con cada tema para apoyarse en la toma de medidas y decisiones que vayan encaminadas a tener una convivencia pacífica entre la comunidad, dándole a cada quien lo que en derecho le corresponde y obligando a otros a respetar estos derechos.
Por ser un problema en donde están involucrados menores de edad, en Colombia existe una Institucionalidad que vela por los derechos de los mismos y está en cabeza del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Allí se prestan los servicios de psicología, nutrición, defensoría de familia y otras áreas más que van encaminadas a una atención integral a los menores. Como en este caso existen problemas que afectan directamente a los menores, lo más recomendado sería acudir a esta instancia para resolver el problema. Cuando se trate de divorcio, incumbe un problema entre civiles por tal razón debe ser ventilado ante la jurisdicción civil por medio de una presentación de demanda, que debe estar asistida por un abogado quien actuará como su apoderado.
La negligencia administrativa es una omisión que recae sobre un servidor público al no cumplir cabalmente con la constitución, la ley y sus funciones. Esta conducta tiene repercusiones tanto en lo contencioso administrativo por ocurrencia de algún daño a un particular o una sociedad, como en lo penal al tipificarse un delito como lo es el prevaricato o el peculado y en lo disciplinario por falta a sus funciones. El afectado por una omisión puede iniciar las respectivas demandas, denuncias y quejas ante las jurisdicciones antes detalladas
Se debe dirigir ante la Liga de Consumidores establecida en el municipio, para que por su intermedio se adelanten los trámites necesarios para solicitar a la empresa o al almacén que  le vendió que responda por toda clase de desagravios que se le causen por deterioro o mal estado de su producto. De no ser positiva la respuesta de la empresa o almacén, la liga tramitánte o las autoridades competentes, actuarán en búsqueda de una solución pronta.
Se puede presentar queja disciplinaria y denuncia penal:
  • Queja disciplinaria: por estipularse en el Código Único Disciplinario como falta gravísima la de “Actuar u omitir a pesar de la existencia de incompatibilidad, inhabilidad y conflicto de intereses de acuerdo con las previsiones constitucionales y legales” que se acomoda a la actuación de abuso de autoridad, por lo tanto se debe presentar ante la oficina de control disciplinario de la entidad a la que pertenece el servidor público o ante la Personería Municipal.
  • Denuncia Penal: por estar tipificado el abuso de autoridad como un delito contra la administración pública y se debe instaurar la denuncia ante la Fiscalía.
La normatividad colombiana ha instituido mecanismos de participación ciudadana por medio de los cuales se defienden y se hacen respetar los derechos que se encuentran descritos en la Constitución y en la declaración de los derechos humanos, como su nombre lo indica. Estos mecanismos son de aplicación por parte de la comunidad quien por su mismo medio, por interpuesta persona (representante) o por medio de apoderado, pueden accionar con dicho fin, estos mecanismos son:
  • La acción de tutela
  • La acción de grupo
  • La acción popular
La Personería de Manizales presta el servicio de asesoría en el uso de los mecanismos anteriormente expuestos.

La acción de tutela puede ser instaurada por cualquier ciudadano mayor de edad. La Personería de Manizales ofrece le ofrece asesoría en este tramite, para lo cual es necesario presentar la siguiente documentación:

  • Historia Clínica o Epicrisis: actualizada a la fecha de la asesoría o de la última atención recibida, se debe solicitar ante la E.P.S.
  • Ordenes Médicas: de los tratamientos sobre los cuales se pretende obtener atención con mínimo 5 días hábiles de haber sido solicitados ante la E.P.S.
  • Cédula de Ciudadanía: Debe presentar el documento de identidad original del paciente. En caso de que el solicitante sea una persona diferente al paciente debe presentar ambos documentos de identidad.