Constituye un instrumento a través del cual los representantes del sector público se comprometen a orientar sus acciones en beneficio de la comunidad y del interés general, de acuerdo a unos parámetros mínimos que permitan articular la aplicación de las disposiciones legales con las prácticas culturalmente permitidas.
Hace parte de las tres ramas en que tradicionalmente se divide el poder de un Estado. Su función específica es la aprobación de las leyes y ejercer control político a la rama ejecutiva.
Es la decisión del gobierno que desarrolla determinada acción, orientada a resolver un problema o aprovechar una oportunidad en beneficio de la sociedad. Una política pública implica la toma de decisiones, así como su formulación, desarrollo y evaluación.
Es el pago de los recursos exigidos por la administración pública como consecuencia de la aplicación de la Ley que vincula el deber de pagarlo. Su fin primordial es obtener los ingresos necesarios para el sostenimiento de los gastos públicos.
La toma de decisiones es el proceso mediante el cual se realiza una elección entre las alternativas o formas para resolver diferentes situaciones de la vida. La toma de decisiones consiste, básicamente, en elegir una alternativa entre las disponibles, a los efectos de resolver un problema actual o potencial y se pueden presentar en diferentes contextos: a nivel laboral, familiar, sentimental.
Es un monto de recursos entregados por una entidad pública o privada en beneficio de un grupo social o individuo que tenga poco dinero o bajo poder adquisitivo, con el fin de que la gente de bajos recursos pueda pagar los gastos relacionados con la provisión de bienes o servicios básicos para su subsistencia. El subsidio no requiere devolución, ni genera intereses financieros; es una donación justificada.
La solidaridad es la suma de los intereses de las personas, cuando a estos los une su fuerza alrededor de una causa. La solidaridad une a las personas que consideran que se benefician de sus propias acciones, a los que se consideran afectados por los mismos problemas, luchando por los mismos intereses.
Son aquellos que se prestan directamente en los hogares. Son servicios públicos domiciliarios los servicios de acueducto, alcantarillado, aseo, energía eléctrica, telefonía pública básica conmutada, telefonía móvil rural, y distribución de gas combustible; los cuales son esenciales.
Los servicios públicos básicos son aquellos elementos de vital importancia para la vida de los habitantes de la ciudad y de las zonas rurales. En la medida en que todos los ciudadanos tengan acceso a estos servicios se puede asegurar la calidad de vida de los mismos. Estos deben ser para todos los ciudadanos, prestados de manera continua y con calidad.
Los servicios públicos son de vital importancia para mejorar la vida de los habitantes de la ciudad, en la medida en que todos los ciudadanos tengan estos servicios se puede asegurar una calidad de vida aceptable.
Es una manifestación de inconformidad. La presenta cualquier individuo que tenga un inconveniente con una entidad pública o privada.
Con el correcto cumplimiento de los principios de contratación se hace transparente el proceso del mismo.
La entidad seleccionará de manera objetiva las mejores propuestas, a través de procesos que aseguren la imparcialidad y la igualdad de oportunidades en los términos que se señalan en el presente Manual.
El bien, servicio u obra contratada, debe satisfacer adecuadamente las necesidades de la población hacia la cual van dirigidos.
Los servidores públicos estarán obligados a buscar el cumplimiento de los fines de la contratación, a vigilar la correcta ejecución del objeto contratado, y a proteger los derechos de la Entidad, del contratista, y de los terceros que puedan verse afectados por la ejecución del contrato.